Buscar este blog

Estados Unidos y la inmigración


En el año 2018, las estadísticas poblacionales de los Estados Unidos de Norte América arrojaron un total de 327.2 millones de habitantes, de los que el escritor alemán Hans Wilhelm Vahlefeld afirma, son una ensalada de razas que se ha venido des-europeizando porque esos inmigrantes que antaño, se consideraban hijos perdidos y se consumían secretamente de nostalgia por el seno materno del viejo mundo,  han ido desapareciendo y los de hoy se consideran muy americanos.

En el censo de población realizado en 1980, 50 millones de norteamericanos declararon ser de origen alemán. Los primeros llegaron a Filadelfia el 6 de octubre de 1683 y cuando los Estados Unidos consiguieron la independencia en 1776, ya vivían en este joven país 250.000 alemanes. La mayoría eran campesinos y artesanos.

Al estallar la primera guerra mundial en 1914, el número de norteamericanos alemanes era de cinco millones y medio. Los alemanes le ayudaron a George Washington a luchar contra los ingleses y entre ellos hubo un general muy distinguido y apreciado por Washington, Bartolomaeus Von Heer. Estos trajeron a la América, el árbol de navidad,  Santa Claus, los conejos de pascua, las salchichas, las albóndigas redondas que hoy han sido rebautizadas con el nombre de hamburguesas y hasta nuestros días, la muy apreciada bebida llamada,  Cerveza. Un caricaturista alemán fue el que se inventó la virtual figura del Tío Sam.

En abril de 1917, los Estados Unidos declararon la guerra a la Alemania Imperial, desencadenándose una encarnizada persecución a los norteamericanos alemanes, a quienes se les acusaba de espías y traidores a la patria, la muerte de 70 caballos del ejército en Kentucky, se atribuyó a que los germánicos habían envenenado los pozos, empezaron a llamarlos seres sin patria, bebedores de cerveza y aguardiente, según fanáticos, se prohibía hablar alemán en la calle, Robert Prager, un minero de origen alemán y activo socialista, fue arrancado de su casa, se le puso una bandera de los Estados Unidos en la mano, se le condujo descalzo por la calle y se le colgó.

Después vino la Segunda Guerra Mundial y por el año de 1945 la atención se fijó principalmente en los 500 científicos e ingenieros que fueron hechos prisioneros en Alemania por el ejército de los Estados Unidos, mediante la operación PAPERCLIP, entre ellos Wernher Von Braun, quien con otros 10 científicos alemanes fueron los artífices del proyecto APOLO 11, que desembarcó el primer hombre en la Luna. Entre los criminales de guerra detenidos encontraron a Arthur Rudolph, quien fue el que participó en la creación  del COHETE V-2 de Nordhausen, este hombre fue además el constructor de los gigantescos cohetes SATURNO V, que fueron los que hicieron posible la llegada de los norteamericanos a la Luna.

Luego viene que los alemanes no son los únicos, existen otros grupos étnicos de los cuales no se oye políticamente nada, son los suecos, noruegos, holandeses e ingleses, sobreviven como los alemanes en el folklore, pero no en la política de los Estados Unidos.

Por el año 1885, llegó a New York un Señor procedente de Alemania cuyo nombre correspondía a Friedrich Trump, de profesión barbero y que venía huyendo de la pobreza, que esas élites monárquicas los habían sometido. Se instaló en el Bronx y después de casarse con una inmigrante, tuvo a Freddy Trump, padre de Donald Trump.

Cuando el abuelo del presidente se naturalizó, en esa época, solo se requería haber vivido 7 años en el país y aportar testimonio de alguien que diera fe, sobre el buen  carácter del aspirante. En 1904, retornó a Alemania con el fin de establecerse definitivamente, pero las cosas no resultaron, el príncipe regente, Leopoldo De Baviera, le negó la estadía en Alemania por haber abandonado el país, sin haber cumplido con el servicio militar obligatorio, situación que lo hacía acreedor a perder la nacionalidad alemana. No prestar el servicio  militar se consideraba un delito de traición a la patria, fue deportado y enviado nuevamente a Norteamérica el año de 1905. A su regreso, a Nueva York, siguió desempeñándose como Barbero, hasta que inició un pequeño negocio de bienes raíces.

Mary Anne Macleod, más 10 de sus hermanas, habían nacido en un granja de Tong, un pueblito de Escocia y había llegado a New York, huyendo de la pobreza en 1929. Antes de los años 20, no había limitaciones migratorias para ingresar a los Estados Unidos y en su formulario de entrada escribió como profesión,  Criada”.

En New York, conoció a Fred  Trump, en una fiesta, se trataba de un constructor y empresario inmobiliario, se casó con Fred  en 1936, recepción a la que asistieron 25 invitados y realizada en el hotel Carlyle de Manhattan. Luego se hizo ciudadana en 1942. Tuvieron 5 hijos,  siendo Donald Trump el cuarto de ellos y nacido en 1947.

Doña Mary, falleció a los 88 años de edad, el año 2000,  apenas un año después del fallecimiento de su esposo. Todo lo anterior contrasta con lo expresado por el presidente Donald Trump, durante su campaña de 2015, “La afluencia de trabajadores extranjeros, mantiene bajos los salarios, alto el desempleo y hace que sea difícil para los trabajadores estadounidenses, ganar un salario de clase media, necesitamos controlar la admisión de nuevos trabajadores”.

Continuando con el tema de la inmigración encontramos que a New York también llegaron infinidad de inmigrantes italianos y uno de ellos llegó a ser gobernador de la ciudad,  Mario Cuomo y este sabía que, para contar con los votos necesarios para cada elección, solamente necesitaba de los bien organizados ciudadanos italianos, entre ellos Lee Iacocca, presidente de la Chrysler  y el dinero de las gánsteres y familias de  la mafia, Luchesse, Genovese, Colombo y Gambino.

Después llego la generación judía, los primeros inmigraron en 1654 procedentes de Brasil, llamados sefardíes que significa propios de España y Portugal, luego con la emancipación napoleónica de los judíos,  llegaron de,  Baviera, Wurtemberg, Poznan, Bohemia, Moravia y Alsacia, los Azquenazíes, o sea, los propios judíos alemanes. Todos se dedicaron a las ventas ambulantes puerta a puerta, otros a labores del campo, empezaron a nacer dinastías, el pantalonero,  Levi Strauss, fundó la LEVIS, Marcos Goldman se dedicó a la banca, los Ochs y Marco Eugene Meyer, fundaron el New  York  Times  y el Washington Post. Luego vino una tercera generación judía procedente de Europa Oriental, especialmente de Rusia, entre estos llegaron los reyes del cine en Hollywood, Samuel Goldwyn, Louis Mayer y los hermanos Warner e instaron a las estrellas de cine judías a Anglinizar, sus nombres Enmanuel Goldemberg, se convertiría en Edwar Robinson, Bernard Schuartz, en Tony Curtis, Issur Danielovich, en Kirk Douglas, etc. Hoy en día en los Estados Unidos el antisemitismo ha muerto.  Hoy Norteamérica,  está pasando por una transición de estado multinacional, a estado multirracial; blancos, negros, mulatos y amarillos coexisten juntos,  240 millones de estadounidenses son de negros. Los estadistas demográficos establecen que la población blanca se reducirá a un 57%, en los próximos decenios.

En 1981, se contabilizaron en Estados Unidos, 30 millones de negros, 19 millones de hispanos, y 5 millones de asiáticos. En California, especialmente en Los Ángeles  y en Miami Florida, los blancos y anglos ya son minoría, según estadísticas del año 2000.

El avance del idioma español,  hacia el reconocimiento como segunda lengua nacional, ya está en marcha, en los aeropuertos de Norte América los mensajes ya se dan en las dos lenguas.

Bibliografía, El largo adiós de los Estados Unidos a Europa, de Hans Wilhelm Vahlefeld, y Wikipedia.


Abelardo Giraldo.
07/31/2019.



Siga Leyendo »

La moderna esclavitud


Un tema de supremo  interés y de gran relevancia en la actualidad,  es el relacionado con la esclavitud moderna, que todos sabemos  existe y aceptamos como si fuera  legal.

Si recordamos el pasado, encontramos que por los años 1865, 1866, 1888, las ciudades del mundo quisieron abolir la esclavitud, empezando por Estados Unidos, Cuba y Brasil.

Para este siglo XXI estamos viviendo un momento social de esclavitud,  pero a la moderna, las fuerzas armadas se alían con los poderes económicos y siempre al servicio del gran déspota que se encuentre de turno.

Los psicópatas en el poder, lo que pretenden ahora es la precarización del pueblo, mientras ellos gozan de todos los privilegios y el poder del dinero. Estos compran políticos y ordenan leyes  empobrecedoras a espaldas de los pueblos a quienes consideran  populacho.

Tienen tremendos abogados, que están prestos a defenderlos de las grandes felonías o actos de corrupción que como Maquiavelo y Robespierre en la antigüedad, hoy lo hacen como hacían ellos, escribiendo y defendiendo al tirano, para congraciarse con los que están en el poder.

Uno de los sistemas actuales para empobrecer o precarizar a la sociedad es a través de la creación de  impuestos. Los Ministros o gerentes de las empresas públicas no son más que defensores de sus amos, son simples y pobres gerentuchos de Bancos, Cajas de Ahorro, empresas de la Nación, Ministerios del Estado, etc.,  que podrían equipararse con  soldados de la milicia.

Los déspotas en el poder, toman decisiones por encima de la sociedad y las instituciones, no le responden a nadie, así la Nación sea llevada a un caos. Trabajan en balances de destrucción masiva. Por ejemplo el sistema no convencional de explotación de hidrocarburos Fracking, que genera lesivos daños al ecosistema, no les importa,  autorizan el saqueo,  gracias a que las multinacionales les anticipan  millonarias partidas que depositan en  cuentas personales o paraísos fiscales a espaldas de la sociedad que gobiernan.

Las constituciones hablan de igualdad, justicia y libertad, destacando que las soberanías nacionales residen en el pueblo y dan apariencia de gran legitimidad, pero los regímenes jurídicos, los gobernantes y los políticos, poco tienen que ver con el pueblo.

Los psicópatas en el poder socaban los principios constitucionales y le hacen reformas para moldearla  a intereses particulares.

A través de los ministerios, se le  imparte una educación al pueblo, incompetente, no educativa, en donde no se les da la oportunidad de pensar, es decir poco inteligente, al gusto de los psicópatas en el poder.  Ellos saben que la ignorancia de las masas es la principal fuerza de los gobernantes.

Los neo-anglosajones fueron colonos que llegaron a América del Norte, perseguidos por guerras religiosas pero  después dejaron atrás una  historia sangrienta de genocidio y esclavitud. Procedentes de Inglaterra, en donde existe una constitución escrita en 1206 y conserva decretos todavía sobre el feudalismo más brutal y genocida que hubiese existido.

William Lynch,  dueño de una plantación en la colonia  sureña de Virginia,  dejó una carta escrita en 1712, a los terratenientes esclavistas, que se llamó  como dominar a los esclavos”.

Allí, les decía que el utilizaba el miedo, la desconfianza y la envidia entre ellos, como métodos de control, que la desconfianza es más fuerte que la confianza y que la envidia es más fuerte que la adulación, el respeto o la admiración. Deben usar a la hembra contra el macho y al macho contra la hembra, predisponerlos a todos contra todos y fomentar y premiar la denuncia.

Sus sirvientes blancos y capataces deben desconfiar de todos los negros, pero es necesario que sus esclavos  confíen y dependan solamente de ustedes. Sus esclavos deben amarlos y respetarlos, confiar en ustedes únicamente. Estas herramientas son vuestro pase al control, úsenlas. Hagan que vuestras esposas y sus hijos las usen. Si las usan intensamente durante un año, sus esclavos se mantendrán en desconfianza completa.

Lo que quería Lynch con esta carta,  era persuadirlos, de que esta era la única forma de controlarlos y así no se unirían para organizar una revuelta contra el patrón o planear una fuga colectiva. Había que hacerles creer que el guardia que los cuidaba era el hombre más importante entre ellos y el patrón, Lynch afirmaba que un esclavo que no fuese sometido podría llegar a ser peligroso, siempre debe estar doblegado. Era necesario descontextualizarlos de las estructuras sociales y tratarlos como seres individuales.

En este siglo XXI, una forma de acabar con la esclavitud moderna sería arrestar a los psicópatas en el poder, confiscarles las cuentas, las propiedades, recuperar todos los bienes y servicios que se han robado, ésta fuera una gran alternativa,  aunque no hay que olvidar que es una tarea difícil, porque estos señores tienen secuestradas todas las instituciones.

Este sistema de rapiña se ha perpetuado desde la esclavitud antigua, aunque han surgido grandes oposiciones sociales que han logrado tumbarlos, pero  han aparecido otros que terminan convirtiéndose también,  en psicópatas en el poder.

Estos señores cuando están en campaña nos hablan de soberanía, la cual no nos sirve para nada, los déspotas venden el terreno de los pueblos a compañías transnacionales por encima de la voluntad soberana de esas regiones, nos hemos dejado esclavizar. Las empresas que se encuentran al servicio de los déspotas reciben como norma,  precarizar la plantilla de trabajadores y recortarles sus derechos.

En Colombia,  la reforma tributaria del gobierno Duque, aprobada en el congreso  a  pupitrazo  limpio y unánime,  que la mayoría de los representantes  no conocieron,  porque no leyeron sus páginas, contiene como función principal, un tremendo golpe a los más pobres, una excesiva pauperización  del pueblo colombiano a través de una infinidad de impuestos a la clase media y trabajadora, donde se establece además,  una protección especial a los capitales especulativos y financieros.

En Colombia se ha venido aumentando cronológicamente la desigualdad, se mantiene el recorte a la inversión social, no hay políticas que controlen el fraude fiscal. En ninguno de sus puntos se habla de políticas públicas que tengan en cuenta los intereses del conjunto de la población. La sociedad colombiana no tiene acomodo en los presupuestos.

El encargado de gobernar,  está actuando en contra de las decisiones legítimas de nuestras instituciones, la limitación de la autonomía municipal, no plantea un crecimiento para el 2019 sobre bases justas, porque no integra la sociedad, jamás se ha interesado en aminorar las desigualdades, erradicar la pobreza, eliminar las diferencias injustas o revertir la tendencia a, que la educación, la salud pública o los servicios de dependencia del estado, vayan perdiendo peso o importancia.

No se habla sino de impuestos y más impuestos para tapar los huecos fiscales que nos ha dejado la corrupción de  gobiernos anteriores.

Colombia no podrá progresar, si el gobierno no va de la mano con las clases media y trabajadora, que son el gran motor del desarrollo  económico y social del país.

Abelardo Giraldo.
06/10/19.

Siga Leyendo »

Porque somos pobres en América Latina


Analizando lo que está pasando en nuestra hermana república de Venezuela y la pobreza que se está  generalizando en nuestra América Latina, me gustó mucho una conferencia de un profesor llamado Armando De La Torre, el cual hace un estudio  muy pormenorizado sobre esta situación.

Nos comenta este eminente conferencista que cincuenta años atrás, Cuba, Argentina, Venezuela y Uruguay, eran los países más ricos de Latinoamérica, pero hoy, se consideran los más pobres, al contrario de estos países para esa misma fecha, se destacaban por la miseria reinante en sus sociedades,  Chile, Perú y Costa Rica.

Hoy, Chile es el país más rico de Suramérica, Costa Rica y Perú gozan de muy buena solvencia económica y se encuentran  desarrollando infraestructura e inversión empresarial.
Brasil y México han tenido desde siempre, unas economías muy estables.

La pregunta es: ¿Por qué  somos pobres hoy,  si ayer éramos ricos?  Muchos gobiernos,  hoy que está de moda el populismo, hablan de combatir las causas de la pobreza, pero encontramos según este profesor, que la pobreza no tiene causas, la pobreza es el estado natural del hombre, nosotros nacemos desnudos, la sociedad siempre ha sido pobre.

Lo que debemos analizar son las causas de la riqueza, porque esta si tiene causas, hace 10.000 años el promedio de vida de los humanos era de 18 años, cuando Cristóbal Colón llegó a la América, el promedio de vida era de 27 a 30 años, y para el 2009 era de 82 años para el hombre y de 88 para las mujeres. O sea que la juventud de hoy posiblemente va a vivir más de 100 años.

Hoy, ingerimos alimentos  tres veces al día, fuera de eso existe la higiene, en Iberoamérica nos bañamos todos los días, esto contribuye a que la vida sea más larga y podremos vivir mucho tiempo.

El rey Luis XIV de Francia, que construyó el Palacio de Versalles, nunca tuvo agua ni luz, hoy nosotros somos más ricos que nuestros bisabuelos, ellos no conocieron el teléfono, el celular, ni el internet y los que estudiaban eran el 2 por mil, o sea que de cada 1000 personas solo se educaban 2.

Si hoy le preguntamos a nuestros abuelos cuantos trajes tenían ellos, nos contestarían que dos o tres.

Analicemos porque somos ricos y esperamos que nuestros hijos y nuestros nietos vivirán  mejor que nosotros.

En el año 1776, un economista y filósofo escocés de nombre Adam  Smith, escribió por primera vez sobre la ciencia económica en un famoso libro llamado La riqueza de las naciones,  En esta obra el considera que muchos políticos llegan al poder y empobrecen a los más ricos, produciendo por consiguiente el empobrecimiento de la nación.

Si a nosotros nos preguntan que es más importante, la igualdad o la libertad, llegaríamos a la conclusión que es más importante la libertad, porque,  la única parte donde todos somos iguales, son los cementerios.  En nosotros impera la diversidad, unos son altos, otros son bajitos, unos son peludos otros son calvos, unos más listos  y otros más dormidos, etc., siempre ha existido la desigualdad.
Se inició con la esclavitud, luego en el año 200 a de C., los romanos hablaron por primera vez de igualdad, un grupo de políticos se reunieron y hablaron de que todos éramos iguales ante la naturaleza, a estos los llamaron los estoicos. Luego siguieron los cristianos que profesaban, “todos somos iguales ante Dios”.
Después los ingleses se inventaron la igualdad ante la ley,  antes,  si un Lord, mataba a un pobre infeliz, la pena era un regaño, pero si un esclavo asesinaba a otro esclavo, lo ahorcaban.
Después vino la Revolución Francesa proclamando la igualdad.  Todas estas teorías han contribuido a muchos intentos de igualar la sociedad.

En Cambodia, en los años 75 a 79, un gobierno comunista que duró cuatro años, realizó el acto más heroico por igualar a todo el mundo en esa sociedad, a todas las personas las sacaron de la ciudad al campo y el que por alguna actitud tratara de ser diferente a los otros, lo mataban, si era más inteligente lo mataban, si adquiría un vehículo cualquiera, bicicleta o carro, lo mataban y ocurrió que en esos cuatro años, asesinaron casi toda la población.

Los intentos por la igualdad generan pobreza, mientras exista vida en la tierra, habrá desigualdad, nunca debemos depender de la voluntad de nadie, este es el principio más sagrado, nuestra propia libertad. Si yo no soy libre, mi vida estará siempre en peligro.

En los campos de concentración nazi, murieron un total de 35 millones de personas, no tenían libertad, no tenían propiedades con que defenderse. Siempre han existido los esclavos. Esclavo era aquel que no tenía derecho a la propiedad.

El saber es riqueza, la salud es riqueza y la enfermedad es pobreza. Cuando decimos hagámonos todos iguales,  tendríamos  que mirar hacia abajo,  la igualdad está por debajo. Un ejemplo, no es lo mismo en los juegos olímpicos,  un deportista, que sacrificó comida, vida, ejercicio, preparación, que aquel que no hizo nada, jamás llegarán juntos a la meta.

En América hemos sido ricos, cuando hemos aceptado ser desiguales, dice este ilustre profesor, si yo quiero ser próspero, tengo que lograrlo por mi propio esfuerzo, por mis propios medios, sin quitarle nada a nadie.

Hoy se está analizando muy meticulosamente la situación de Cuba.  En este  país,  hace 5 décadas se ha venido  suprimiendo la propiedad privada, no tienes periódicos porque estos pertenecen al gobierno, no tienes propiedades porque estas pertenecen al gobierno, te dan una tarjeta de racionamiento para que comas y si hablas o criticas  te quitan la tarjeta y si cometes algún delito, te fusilan, no puedes expresar rebeldía, Los Castro decomisaron hasta las armas para poderte gobernar, nunca podrás defenderte.

Los gobiernos que nos quieren a todos iguales tienen que sacrificar la propiedad, y los países que crean tantos impuestos como en Colombia, están debilitando tu libertad.

Cuando tu debilites el derecho de  la propiedad a los pobres, ya los estas llevando a la esclavitud.

La vida es una competencia. Lo único que debe interesarnos que sea igual, es la ley. El que comete delito, que pague por él.

No olvidemos que todo lo bueno requiere tiempo, un título universitario, un buen trabajo, una buena mujer, etc.

La riqueza más valiosa es el tiempo, para destacarnos en algo se requiere un largo plazo, esperar cuesta, ser paciente cuesta,  pero nos trae muy buenos beneficios.

Para terminar analicemos esta frase que decían los antiguos, “padre hacendado,  hijo millonario y  nieto  pordiosero”.

Abelardo Giraldo. 5/12/2019.

Siga Leyendo »